Capítulo 5: El fascinante cerebro

Capítulo 5: El fascinante cerebro (frenar la progresión de la enfermedad/reciclar el cerebro para mejorar el movimiento y las habilidades cognitivas)

Sabemos que el ejercicio es bueno para nosotros, ¿verdad? Lo leemos y escuchamos todo el tiempo. Para la mayoría, cuando se inicia un programa de ejercicios y nos ceñimos a él, la magia empieza a suceder. He aquí algunos ejemplos:

Es una lista corta de beneficios, ¿pero aporta más? La respuesta es, sí ¡MUCHOS! Echemos un vistazo.

Ejercicio y EL CEREBRO (nuestra farmacia humana y la supercomputadora de todas las supercomputadoras) 

Cuando pensamos en el ejercicio, generalmente se nos viene a la mente el crecimiento muscular, la mejora del equilibrio y salud cardiovascular, y quizá algo de flexibilidad.  

¿Pero y si le dijera que abordar el cerebro encabeza la lista a la hora de ayudar a frenar la progresión de una enfermedad y manejar los síntomas de la misma de manera más efectiva?

Como ya sabe, en la EP, la sustancia negra pierde neuronas y se produce menos dopamina. El autor, Dr. Deepak Chopra describe el cerebro como una farmacia humana por su habilidad de crear multitud de sustancias químicas y hormonas que ayudan a mantenernos sanos y en movimiento.  

Primero, aprendamos cómo el cardio y los ejercicios aeróbicos pueden ayudar a frenar la progresión de la enfermedad. Es uno de los tres pilares básicos de nuestra formación y sesiones de entrenamiento

Lo siguiente – como ya se discutió en la introducción de la parte 2, el cerebro posee lo que se llama neuroplasticidad, la habilidad de desarrollar nuevos patrones de disparo en las neuronas mediante sinapsis eléctricas entre las neuronas. Aprenderemos conceptos de entrenamiento que se aprovechan de la neuroplasticidad del cerebro, cómo “las neuronas que se disparan juntas, permanecerán conectadas” (Norman Doidge, 2007) y cómo esto ayuda a personas con EP a moverse mejor y reducir el riesgo de caídas. 

Beneficios del cardio & Ejercicio aeróbico, creando Factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF), y frenar la progresión de la enfermedad 

El ejercicio provoca la formación de multitud de sustancias químicas y hormonas que benefician nuestro cerebro y ayuda a frenar la progresión de la enfermedad.

De hecho, el ejercicio número uno conocido para ralentizar la progresión de enfermedades como el Parkinson, Alzheimer y la demencia, es el cardio – cada día.  

El ejercicio aeróbico ayudará a desarrollar un sistema cardiovascular y un corazón más fuerte y en forma. Ayuda a llevar sangre y oxígeno al cerebro, ofreciendo un beneficio adicional desconocido para muchos. Estoy hablando de la formación de factor neurotrófico derivado del cerebro (o BDNF en inglés). El cardio es la forma más rápida para crear BDNF. 

En el capítulo uno aprendimos que la dopamina es un neurotransmisor responsable de enviar señales entre las neuronas y el cerebro. Con las neuronas muriendo en la sustancia negra, se produce menos dopamina, y el movimiento se ve comprometido o se dificulta. El BDNF ayuda a frenar la progresión de la muerte neuronal.

Como describió el profesor de Harvard, Dr. John Ratey en su libro titulado, “Spark” (“La Chispa”) – por muy fundamentales que sean los neurotransmisores, existe otra clase de moléculas maestra que han cambiado radicalmente el entendimiento de las conexiones en el cerebro y específicamente, cómo se desarrollan y crecen. Me refiero a una familia de proteínas llamadas, factores, cuya más destacada es el factor neurotrófico derivado del cerebro (BDNF). Mientras que los neurotransmisores llevan señales, los neurotróficos como el BDNF construyen y mantienen el circuito neuronal – su propia infraestructura. (John J Ratey, 2008) 

En conversaciones durante mi visita con la Profesora Asociada Clínica de la Stony Brook University, la Dra. Lisa Muratori, explicaba que la elevación del ritmo cardíaco producirá la formación de BDNF. La elevación del ritmo cardíaco se consigue mejor cuando se realiza cardio o ejercicio aeróbico. Sin embargo, para asegurar la formación de BDNF, se han de cumplir un par de requisitos.  

El cerebro produce y circula mejor BDNF elevando el ritmo cardíaco durante al menos 30 minutos, con una intensidad equivalente a caminar tan rápido como sea posible.

Aunque cada persona con EP está afectada de manera única y diferente y algunos encuentran dificultades a la hora de hacer cardio, muchos si son plenamente capaces de cumplir o superar lo que se requiere para formar BDNF.  

En efecto, lo que mantenga al corazón y vasos sanguíneos en forma, va a vigorizar el cerebro (incluyendo una dieta sana) y estimulará la producción y liberación del factor de crecimiento neuronal, BDNF. (Norman Doidge, 2007)  

Aunque no se requiere un entreno brutal para producir BDNF (Norman Doidge, 2007), el ejercicio a alta intensidad y de larga duración va a aumentar la producción de BDNF. 

Entonces, ¿por qué es el BDNF tan especial? Existen multitud de razones. 

Miles de publicaciones y libros han demostrado los beneficios del BDNF y se suele referir como el Milagro de Crecimiento para el Cerebro.

Funciona como algo así: comenzamos el ejercicio y aumentamos la frecuencia cardíaca. Una vez ejercitados en una intensidad apropiada por 30 minutos (existe un criterio comparativo estadístico que varía según los estudios, pero nosotros usaremos 30 minutos como base), el BDNF se habrá formado y estará circulando por el cerebro.

El BDNF fomenta la protección neuronal, la neurogénesis, la supervivencia neuronal, remodelación neuronal, axonal y el crecimiento dendrítico, y la sinaptogénesis (la formación de sinapsis entre neuronas en el sistema nervioso). (da Silva Germanos S., 2019) 

El BDNF además ayuda a mejorar la aceptación de la medicación y la mantendrá en el sistema por más tiempo. En nuestros talleres en vivo, a menudo las personas con EP y sus cuidadores nos cuentan que el ejercicio aeróbico regular ayuda a promover períodos on más largos (la ventana de tiempo cuando la medicación de reemplazo de dopamina hace efecto y los pacientes logran una mejora del movimiento).  

En mi entrevista en mayo de 2016 con la neurocientífica de la Universidad de New York, la Dra. Wendy Suzuki, explicaba que el ejercicio físico regular aeróbico puede transformar su cerebro y su vida. El ejercicio aeróbico aporta muchas cosas positivas y son inmediatas. Una manera de darse cuenta de esto es notar el cambio de humor durante y después del ejercicio comparado con antes de realizarlo. Puede ver mi entrevista con la Dra. Suzuki en el apartado book support website en www.thepdbook.org.   

La Dra. Suzuki explica que queremos tener tanto BDNF en nuestro cerebro como se posible y destaca los siguientes beneficios adicionales del ejercicio aeróbico y formación de BDNF: 

Como dato curioso: el hipocampo (importante para la memoria) es el primer objetivo de la enfermedad de Alzheimer. Por eso, los pacientes con Alzheimer en fases tempranas incluyen trastornos de la memoria. Adicionalmente, la producción regular y a largo plazo de BDNF puede ayudar a aquellos con demencia y estados iniciales de Alzheimer a fortalecer el hipocampo y mejorar la memoria.

Aunque el ejercicio aeróbico es la manera más efectiva para producir BDNF, existen otras maneras, como actividades que a todos nos gusta hacer:

Insisto, cabe recordar: aunque el ejercicio aeróbico y la formación de BDNF sea un punto de inflexión y ayude a mejorar la memoria y la calidad de vida, de ninguna manera decimos que esto sea una cura para cualquier enfermedad neurodegenerativa. 

Al mismo tiempo, muchísimas investigaciones nos dicen que el ejercicio aeróbico regular puede ayudar a retrasar y posiblemente eliminar la aparición de enfermedades como el Parkinson y el Alzheimer en aquellos con predisposición genética.

El punto importante a recordar en esta sección: ¡Haga algún tipo de ejercicio aeróbico (cardio) cada día! Si se parece a mí, puede que no tenga ganas de ejercitarse. Tantas veces me encuentro queriendo evitarlo. ¿Cómo podemos levantarnos del sillón y empezar? Una idea: haga los ejercicios que le gusten y probablemente empiece.  

Hablaremos de cómo empezar en la parte dos del libro, pero por ahora, compartiré un par de cosas basadas en mi propia experiencia en cómo empezar con cada entreno.

Me di cuenta de que una vez que empiezas, dispones de la energía para seguir. Cuando termino (o a menudo durante los ejercicios), me siento mejor en tantas maneras (física, mentalmente y emocionalmente). 

También me doy cuenta de otros beneficios:

Como digo cuando estoy en México (donde enseñé una docena de veces), “cardio, cardio, cardio – todos los días

¡Tan solo empieza! Háganlo, amigos – cada día. Su cerebro y su cuerpo se lo agradecerá.

Reciclando el Cerebro (nuestra supercomputadora humana) 

Hasta hace unas décadas, se creía que con lo que uno nacía en su cerebro era todo lo que se tenía, y tras la maduración del cerebro, las conexiones eran fijas de por vida hasta que una enfermedad cerebral o la degeneración empezara a suceder. 

Por suerte, esto no es verdad. De hecho, el cerebro es altamente moldeable, maleable y tiene la habilidad para reciclarse y remodelarse a sí mismo creando nuevas conexiones de patrones de disparo en las neuronas. El cerebro humano es más complejo que cualquier supercomputadora que pueda encontrar. El potencial para su reciclaje parece casi infinito. 

Este área de enfoque está entre los tres pilares básicos de nuestra formación y sesiones de entrenamiento. En esta sección, hablaremos más sobre la neuroplasticidad e introduciremos conceptos de entrenamiento que pondremos en marcha en la parte cuatro del libro.

Aunque existe mucha ciencia, imágenes, e investigación para describir cómo funciona, veamos un ejemplo de cómo la mayoría de la gente puede identificarse con el entrenamiento cerebral y crear patrones de disparo en las neuronas: aprender a montar en bicicleta.

¿Quién no ha montado en bicicleta? Seguro que mucha gente ahí fuera nunca, pero la mayoría de nosotros probablemente aprendió en algún momento.

¿Recuerda la primera vez que montó en bici? Yo no, pero mis padres seguro que sí. Y, como padre, recuerdo perfectamente cómo aprendieron mis hijos. Es algo que hay que ver. Los dos aprendieron rápido, ¿pero creen que saltaron en las bicis y empezaron a montar como un profesional? Para nada, claro.

Entonces, ¿qué pasó? El primer reto es ser capaz de girar una pierna, montado en la barra que conecta el manillar al sillín y poner los dos pies en el piso y estar de pie sin caerse. Entonces, es el momento de tratar de sentarse en el sillín poniendo un pie en el pedal, ¿pero cuál? Pues bien –  esto no va a suceder justo al comienzo.

La siguiente tarea – hacer mover la bicicleta mientras uno se balancea e intenta evitar caerse o estrellarse. Recuerdo esto muy bien. Como la mayoría de los niños, ni mi hijo ni mi hija empezaron por su cuenta los primeros viajes. Como la mayoría de los padres, sujeté el manillar con una mano mientras agarraba la parte de atrás del sillín con la otra mano, estabilizando la bicicleta en la posición de arranque. A partir de ahí, mis hijos podían subirse bien al sillín y poner las manos en el manillar y los pies en los pedales. 

Desde la posición de arranque, empecé a mover la bicicleta hacia delante mientras mis hijos permanecían aterrados. Sin embargo, cada vez íbamos un poco más lejos y más rápido mientras lentamente iba soltando mi agarre. Después de varios viajes adelante y atrás en el jardín, mis hijos empezaron a ver de qué iba la cosa y su confianza aumentó. Ahora podía dejarlos por 1 o 2 segundos mientras se movían hacia delante con su propio balanceo.

Como se suele decir: ¡la repetición es la madre de todas las habilidades! Es cierto, y llevó muy poco tiempo hasta que montaban por su cuenta. 

Con los dos niños, pasamos un par de horas en nuestro jardín, varias caídas sucedieron, pero los cascos y gracias a superficie blanda del jardín, era un sitio relativamente seguro para caerse. Seguimos practicando y practicando y cada vez, iban más lejos por su cuenta. Muy pronto, solté la bicicleta y ni se dieron cuenta. Oficialmente montaban en bici por su cuenta. Qué experiencia y sensación tan emocionante, tanto para ellos como para mi esposa y yo. 

Entonces, ¿cómo funciona? ¿Cómo desarrollamos habilidades como estas? La respuesta es – la increíble neuroplasticidad del cerebro. 

Uno de los neurocientíficos más destacados, el Dr. Michael Merzenich habla sobre la plasticidad cerebral a lo largo de la vida en su libro, Soft-Wired.  

En la niñez, y progresivamente con altos niveles cerebrales a través de la infancia, la plasticidad atraviesa un período crítico, un momento con enormes cambios dentro del cerebro. Durante este período, cada zona funcional del cerebro está remodelada para hacer su propia contribución especial en ese largo y lento proceso de crear una persona efectiva y operacional desde una pizarra en blanco que empieza a organizarse a sí misma funcionalmente. Este período crítico comienza en el útero alrededor del tercer trimestre (Merzenich, 2013)     

Durante estos primeros años de formación, la plasticidad cerebral siempre está en modo “ON”. Conforme madura y genera respuestas más seguras y coordinadas, sufre cambios físicos y químicos que incrementan el poder del modo “OFF”. Con el paso del tiempo, el equilibrio de potencias cambia, el modo “OFF” domina y la plasticidad cambia a modo “ON” solo con cambios permanentes en el cerebro solo permitidos bajo ciertas circunstancias. (Merzenich, 2013) 

Como puede ver, como la plasticidad está en modo ON durante los años de formación, un niño aprende un montón de cosas: girar, gatear, caminar, usar una cuchara, un tenedor, beber de una taza, aprender a hablar, por decir algunas. Cuando el niño aprende una nueva destreza, incluyendo montar en bici, millones de neuronas llevan a cabo sinapsis eléctricas entre las neuronas y rápidamente desarrollan conexiones entre estas neuronas. Entrenamientos repetitivos y frecuentes van a seguir desarrollando nuevas habilidades y destrezas. Esta repetición causa la formación de patrones sinápticos de disparo en las neuronas más fuertes entre las neuronas en el cerebro y estos patrones de disparo se verán reforzados. Cuantas más conexiones fuertes entre las neuronas, mejor llevaremos a cabo cada habilidad.

¿Y qué hay del viejo dicho, “simplemente es como montar en bici”? Hablo de las ocasiones cuando no montamos en años y volvemos a hacerlo. ¿Hay que reaprenderlo completamente de nuevo? ¡NO! Lo más probable – es que esos patrones de disparo neuronales aún están conectados. Llamémoslos “patrones de disparo para montar en bici”. No ha montado en un tiempo, pero en cuanto se sube a la bicicleta después de mucho tiempo, BINGO – en cuestión de minutos, está montando como si no hubiera parado de hacerlo. Durante los años sin montar en bici, esos patrones de disparo neuronales no estaban disparando. Digamos que estaban oxidados por la inactividad. Sin embargo, esas conexiones estaban todavía ahí. Solo necesitaban ser disparadas de nuevo y eso explica por qué generalmente es tan fácil volver a montar en bici, incluso después de varios años sin hacerlo.

Aprendimos que más tarde en la vida, la plasticidad cambia al modo “OFF” pero puede ser cambiada al “ON” cuando se desea aprender una nueva habilidad o tarea – y quédese tranquilo, de eso precisamente hablaremos de manera extensa en las próximas páginas. 

Con nuestro conocimiento de cómo el Parkinson afecta a una persona y con el entendimiento de la neuroplasticidad, podemos sumergirnos ahora en los conceptos que ayudarán a reciclar el cerebro para ayudar a reducir el riesgo de caídas y ganar equilibrio, mejorar la movilidad, estabilidad, movimiento, habilidades multitarea, y funcionalidad general.

CEREBRO Y CONCEPTOS DE ENTRENAMIENTO COGNITIVO

El entrenamiento cognitivo (entrenamiento del cerebro) se refiere al programa de actividades regulares que afirman desarrollar, mejorar, o mantener las habilidades cognitivas. Estas habilidades pueden incluir atención, memoria funcional, resolución de problemas, memoria inmediata, tomar decisiones, y funciones ejecutivas, por nombrar algunas.  

Numerosos estudios indican que el declive cognitivo suele ocurrir cuando envejecemos. Sabemos además que este declive a menudo acompaña a la enfermedad de Parkinson y que la gente con EP posee mayor riesgo de sufrir demencia. La demencia en la enfermedad de Parkinson afecta al 50% de los pacientes dentro de 10 años de diagnóstico, pero existe una amplia variación en cuanto a la severidad y el momento. (Juliette H Lanskey, 2018) 

El Entrenamiento Cognitivo al enfocarse en un movimiento es un pilar básico de nuestra formación. En este tipo de entrenamiento, retamos a la persona con EP implementando un entrenamiento cognitivo al enfocarse en un movimiento en un entorno seguro.  

Nuestras metas: desarrollar habilidades de movimiento mejoradas que se transfieran a las actividades diarias. Esto conlleva un número de movimientos combinados y desafíos cognitivos. Durante las sesiones de entrenamiento, nos llevará a un número de casi caídas (casi caerse, pero no – lo llamamos recuperación de caídas. Aunque sea algo que da miedo oír, esto es exactamente lo que debemos hacer para ayudar a las personas con EP a recuperarse de una caída en el día a día. El entrenamiento que practicamos debe trasladarse a las actividades cotidianas fuera del gimnasio.  

En la enfermedad de Parkinson, sabemos que la sustancia negra ha disminuido su funcionalidad. La plasticidad permite a la sustancia negra delegar en el cerebelo y otras áreas para desarrollarse como centros de control de movimiento. La neuroplasticidad le da al cerebro la habilidad de reorganizarse y crear nuevas vías neuronales para adaptarse, conforme lo necesita. 

Lo escuchamos antes y vale la pena repetirlo, “Las neuronas que se disparan juntas, permanecerán conectadas”(Norman Doidge, 2007)

Examinemos algunos conceptos de entrenamiento cognitivo, cómo varían los unos de los otros, y cómo pueden ayudar a crear y encender nuevas vías neuronales. Cada concepto se puede ejercitar por cuenta propia (sin movimiento), sin embargo – usando conceptos de entrenamiento cognitivo al enfocarse en un movimiento ayudará a mejorar las habilidades de tareas duales y multitarea, así como reducir el riesgo de caídas.   

En la parte cuatro, hablaremos más acerca de construir niveles en los ejercicios que escojamos. Es importante elegir movimientos que nuestros clientes puedan realizar, pero igual de importante es escoger aquellos que representen un reto. Una vez añadamos una tarea cognitiva a estos movimientos, el desafío se volverá mayor.  

Más tarde en el libro, aprenderemos como los conceptos de entrenamiento cognitivo son parte de un concepto general conocido como entrenamiento neuropsicomotor. El entrenamiento neuropsicomotor usa un aproximación holística hacia los ejercicios de intervención. ¡Dentro de este concepto de entrenamiento, podemos ser creativos, construir niveles de complejidad durante los ejercicios, conseguir mejores óptimos resultados, y divertirnos!

Sugerencias para el entrenamiento cognitivo

Profesionales del movimiento: Elijan un movimiento o ejercicio apropiado para su cliente y que represente un reto. Una vez vean cómo va, añadan un desafío cognitivo en la combinación. Su cliente puede ir un poco lento al principio. Cuando empiecen el desafío cognitivo, no se sorprendan si se detienen para hacer un esfuerzo en la ejecución del reto. Esto es normal y se espera que ocurra. Asimismo, una vez empiecen a moverse de nuevo, quizá tengan que darles una señal para continuar el ejercicio cognitivo. Casi siempre que combinamos un nuevo movimiento y el reto cognitivo, vemos necesario seguir indicando a nuestro cliente para que se sigan moviendo y pensando (en voz alta, por supuesto). Quizá tengan que recurrir a indicaciones tales como “recuerde seguir moviéndose” o “tratemos de hacer las dos cosas al mismo tiempo”.  

Puede notar que su paciente se frustre. No pasa nada por un poco de frustración, pero demasiada puede causar ansiedad. Altos niveles de ansiedad llevan a un riesgo incrementado de caída. Dé marcha atrás con el movimiento y/o el desafío cognitivo. Encuentre el punto inicial donde la tarea dual sea factible, represente un desafío, ¡y haga lo posible para que siga siendo interesante y DIVERTIDO! Así captará más la atención de su cliente y los ayudará a ganar mayor confianza. Un aumento de la confianza hará que se muevan mejor. 

El entrenamiento cognitivo ofrece según parece un gran número de maneras de ser creativo. Conforme vaya aprendiendo los conceptos primarios de entrenamiento cognitivo que impartimos, y si bien es cierto que cada uno es diferente, verá que estos conceptos se solapan. Muchos de los ejercicios se encuadran en más de una categoría de entrenamiento cognitivo. Esto permite una mayor creatividad a la hora de combinar dos o más conceptos de entrenamiento. Hablaremos más de esto en la parte cuatro. 

Es de vital importancia que use cada concepto de entrenamiento cognitivo en sus sesiones de entrenamiento. Cada técnica crea nuevos patrones de disparo en el cerebro, pero claramente en formas diferentes. Cuantas más formas haya para crear conexiones, con mayor probabilidad reducirá las caídas y mejorará el movimiento.  

Memoria Directa: Concepto de Entrenamiento Cognitivo #1

La memoria directa es uno de los conceptos de entrenamiento cognitivo favoritos entre nuestros asistentes a los talleres. Requiere la recuperación de información e implementación de habilidades cognitivas específicas aprendidas en el pasado. Permite una gran creatividad. De hecho, una de las cosas que más me gusta hacer en nuestros talleres es – Aporto un concepto y demuestro un ejemplo de desafío cognitivo. Entonces, elijo un movimiento para emparejarlo con él y todos lo probamos. Entonces divido a los asistentes en grupos, que se vuelvan creativos, que propongan sus propios movimientos y desafíos cognitivos, y que los implementen. ¡El resultado siempre es asombroso! Los movimientos y ejercicios cognitivos que aportan los asistentes son alucinantes y lo mejor de todo, ¡DIVERTIDOS! 

Elegir un movimiento puede incluir cualquier ejercicio. Abajo verá una pequeña lista de ejemplos. Los vídeos de demostración de cada uno (y muchos más) se pueden encontrar en el apartado book support website en www.thepdbook.org 

  • con modificaciones

Algunos ejercicios cognitivos ‘memoria directa para emparejar con movimientos enfocados:

Esta lista podría seguir más y más y para hacerlo más divertido, me gusta averiguar qué aficiones o intereses tienen. 

Por ejemplo, me encantan los carros, especialmente los muscle cars de finales de los años 60. Tengo un cliente al que le gustan también. A veces le reto a que nombre todos los que pueda y me dé detalles hasta donde le sea posible – todo ello mientras se enfoca en el movimiento.

Averigüe los intereses y aficiones y vuélvase creativo con desafíos adicionales de memoria directa. He aquí algunos ejemplos de algunos intereses que me encontré:

Como puede ver, el entrenamiento memoria directa nos da la oportunidad de ser creativos. Encontrará más ejemplos de memoria directa en el apartado book support website y en la parte cuatro del libro. 

Actuaciones Espaciales/Viso-espaciales: Concepto de Entrenamiento Cognitivo #2

La conciencia espacial es la habilidad de las personas para comprender dónde se encuentran en relación a los objetos o dónde están los objetos o estructuras en relación a ellas mismas. (Quinsey, 2017). Este concepto de entrenamiento cubre una amplia gama de procesos mentales y desafía la conciencia propioceptiva del paciente.  

Viso-espacial se define como: En relación o que denote la percepción visual de la relación espacial de los objetos. (Lexico, n.d.)

En la enfermedad de Parkinson, a menudo vemos las habilidades viso-espaciales mermadas. Con el deterioro cognitivo, las funciones ejecutivas mermadas, y/o la falta de dopamina en la retina, se pueden ocasionar problemas de percepción de profundidad  y contraste visual. Esto lleva a un mayor riesgo de caídas. Algunos ejemplos de desafíos que solemos escuchar:

El entrenamiento espacial ofrece innumerables maneras para volverse creativo y poner en marcha patrones de disparo neuronales en el cerebro. Algunos ejemplos donde las habilidades espaciales y viso-espaciales se usan:

En la parte cuatro, introduciremos varios ejemplos de ejercicios de entrenamiento espacial y juegos. Echemos un vistazo ahora a algunos ejemplos de entrenamiento espacial y viso-espacial. Recuerde, se pueden hacer por su cuenta, pero el entrenamiento de rendimiento viso-espacial será más efectivo al emparejarlo con un tipo de movimiento enfocado. 

Durante un ejercicio o enfocándose en un movimiento, haga que su cliente le diga cómo ir de un lugar a otro. 

  • Empezando en su posición actual, díganles que se imaginen que van a su carro y manejan a su lugar de trabajo, su casa, su restaurante favorito, etc. Que describan cada parte del viaje lo más detalladamente posible:                         
    •   Durante un ejercicio o un movimiento enfocado, haga que su cliente describa (como arriba) cómo ir de un lugar a otro. Por ejemplo: Tengo un cliente que enseña en la universidad. Su despacho está en un edificio. Su clase, cruzando el campus en otro edificio. Tiene que describirme el paseo entre estos edificios usando diferentes caminos y nombrando otros edificios y puntos de referencia por el camino. También el camino de su despacho o su clase a otros lugares, como la biblioteca, el gimnasio, la cafetería, etc.
  • Conciencia propioceptiva

En este reto, examinamos el sentido de su cuerpo en el espacio (su conciencia propioceptiva). Con el paciente de pie (sin movimiento en este reto). El juego consiste en:

Esto puede no resultar muy complicado, pero ahora, subamos el nivel – cierre los ojos y haga exactamente el mismo juego de nuevo. Vea cómo va. ¿Fue más difícil de lo que pensaba?

Normalmente, eliminando la visión lo hace más difícil a la hora de precisar la sensación espacial de su cuerpo y sus dedos. 

Veamos otro ejercicio para entrenar la conciencia viso-espacial y propioceptiva.

La lista de objetos podría seguir. Sea creativo (con la seguridad en mente) y trate varias superficies y objetos. 

La coordinación ojo-mano ofrece una gran cantidad de beneficios de entrenamiento y es un pilar en nuestra formación y sesiones de entrenamiento. Una pequeña lista de ejercicios o juegos que encontramos beneficiosos incluyen: 

Trate de jugar a los deportes de abajo. Al añadir un desafío cognitivo en los mismos, se producirá una estimulación cerebral profunda: 

Estos juegos y ejercicios aportan una multitud de beneficios al cerebro y poseen el potencial en ayudar a mejorar:

Los juegos de realidad virtual y realidad aumentada aportan beneficios en varias áreas incluyendo el entrenamiento viso-espacial. En Londres, Reino Unido, en el Royal Institution, se procedió a ver el cerebro por medio de imágenes en pacientes participando en juegos de realidad virtual. En el laboratorio, una pantalla dividida mostraba el juego en un lado de la pantalla y la actividad cerebral en el otro lado. Conforme el paciente se iba encontrando retos y toma decisiones mientras jugaba, los científicos observaban simultáneamente la actividad cerebral. Las imágenes mostraban que numerosas áreas del cerebro se iluminaban y se volvían activas a lo largo de la duración del juego. Cuanto mayor se ilumine el cerebro, es más probable que se creen nuevas vías neuronales. 

Beneficios adicionales de los juegos de realidad virtual y aumentada incluyen mejoras en:

Toma de Decisiones / Entrenamiento Reactivo: Concepto de Entrenamiento Cognitivo #3:

El entrenamiento cognitivo de toma de decisiones es una forma de entrenamiento reactivo. Mucha gente con Parkinson experimenta deterioro cognitivo, un procesamiento cognitivo disminuido (más lento) y un tiempo de reacción más lento.

En este concepto de entrenamiento, el objetivo principal se traduce en acelerar las habilidades de toma de decisiones reactivas. Algunos ejemplos:

  • : usando un saco de boxeo o con el entrenador llevando manoplas de boxeo, el paciente con guantes de boxeo, y el entrenador indicando cada golpe, trate algunas de las siguientes ideas de toma de decisiones reactivas:

En cada caso, el cliente tiene que tomar la decisión de con qué mano golpear. Progresando hacia los contrarios, creará un gran reto ya que el cliente debe pensar, decidir, y entonces reaccionar con el golpe correcto.

Trate de llevar esta actividad más allá. Algunos ejemplos:

Agregue un desafío cognitivo:

  • los puntos de agilidad vienen en diferentes colores, desde 6-24 puntos por paquete. 

Se pueden encontrar más ejemplos en la parte cuatro y en el apartado book support website.

Resolución de Problemas: Concepto de Entrenamiento Cognitivo #4:

En una entrevista con mi amigo, Dan Edwardes, se me propuso la idea de resolución de problemas como un concepto de entrenamiento. El mérito va a Dan por este concepto. Puede ver nuestra entrevista en el apartado book support website.

Dan posee un magnífico centro en Londres, Chainstore Gym – siendo además el local de Parkour Generations, fundado y creado por Dan.

Tuve la oportunidad de enseñar en el Chainstore Gym en varias ocasiones. Cada vez que voy, me impresiona ver a los atletas de Parkour, moviéndose de manera increíble y casi mágica entre los múltiples obstáculos. 

La práctica del parkour requiere de participantes, llamados traceurs, que ven obstáculos y los superan lo más rápido posible usando solo el cuerpo, sin otros medios. Los movimientos más comunes en la práctica del parkour incluyen correr, esprintar, saltar y trepar por encima, por debajo y alrededor de los obstáculos. Los participantes de parkour mejoran su velocidad, flexibilidad, vigor y resistencia. Muchos traceurs practican solos, como parte de una clase o con un entrenador personal individual. El método que uno elija depende de su nivel de habilidad y cuánto de verdad quiere mejorar sus habilidades de parkour. (Ipatenco, 2018)

En cada ocasión que he enseñado el taller de Parkinson en el Chainstore Gym, implementamos entrenamiento Parkour y guau… ¡Nos divertimos! Aunque se considere el Parkour como un deporte extremo, podemos fácilmente modificar movimientos para trabajar con personas con Parkinson de todos los niveles de habilidad. 

La foto debajo (una foto del Chainstore Gym) le dará una idea de qué obstáculos usamos durante nuestro entrenamiento de Parkour. 

La resolución de problemas en el Parkour se traduce en múltiples técnicas de entrenamiento cognitivo que se implementan simultáneamente, incluyendo técnicas espaciales y de toma de decisiones. 

Cuando uno se encuentra un obstáculo, el objetivo es alcanzar el otro lado. Cuando el cliente (o el traceur) alcanza cada obstáculo, lo examinará espacialmente y entonces decidirá cómo llegar al otro lado (por encima, por debajo, alrededor o a través de él). El entrenamiento espacial y de toma de decisiones se activan simultáneamente, y el problema se resuelve cuando se alcanza el otro lado del obstáculo. Es una gran manera para iluminar el cerebro y crear más patrones de disparo en las neuronas. 

Vea vídeos de Parkour para el entrenamiento del Parkinson en el book support website.

Memoria Funcional: Concepto de Entrenamiento Cognitivo #5:

La memoria funcional es una capacidad del sistema cognitivo para mantener información temporalmente y se usa como sinónimo de la memoria a corto plazo. Es importante para el razonamiento y las pautas de toma de decisiones y comportamiento. La memoria funcional es parte de nuestra conciencia, de la que somos conscientes en cualquier momento. Nos proporciona un campo para un gran número de pensamientos, hechos, y teorías que se pueden considerar a la vez. (Memory and Levels of Explanation, n.d.)

Veamos un par de ejemplos que pueden ayudar a mejorar y expandir la memoria funcional.

Ejemplo #1: Lista de Palabras

Este ejemplo de ejercicio viene del mundo de la neurología y a menudo se realiza antes y después de que un sujeto participe en un estudio neurológico de investigación.

El test incluye cuatro pruebas de aprendizaje de 12 palabras no relacionadas, una interferencia con una prueba de aprendizaje de 12 palabras nuevas, y una prueba de recuerdo con retraso, de las 12 palabras iniciales 25-35 minutos más tarde. A los pacientes se les informa que serán sometidos al test después de un retraso. (Laura B. Zahodne, 2011)

En beneficio de nuestra formación y entrenamiento, modificaremos esto ligeramente.

Antes de empezar con el movimiento enfocado, el entrenador recitará una lista de palabras. En el test estándar se usan 12 palabras, sin embargo 12 palabras pueden ser demasiadas para que una persona las memorice.

Sugeriría empezar con 4-6 palabras no relacionadas, p. ej., 

Pídale al cliente que enumere las palabras. Repita la lista de palabras según sea necesario – cada vez con el cliente recitándole las palabras hasta que lo haga sin equivocarse. 

Ahora, haga que el cliente empiece un tipo de movimiento enfocado. Durante el movimiento, pídale al cliente que enumere la lista de palabras.

Cambie el foco cognitivo y pídale al cliente realizar otra tarea durante el movimiento, p. ej., 

Vuelva a la lista de palabras y haga que el cliente las recite otra vez.

Añada una segunda lista de palabras (interferencia) a la combinación, p. ej., 

Pídale al cliente que se las repita. Cuando lo haga sin errores, vuelva a la primera lista de palabras y que las diga en voz alta. 

Más tarde durante la sesión de entrenamiento, vuelva a la lista de palabras y que el cliente las enumere de nuevo en la medida de su capacidad, preferiblemente al enfocarse en un movimiento. Siempre es interesante ver lo que recordamos más tarde en la sesión. 

Este tipo de entrenamiento debería ser individualizado y adecuarse a cada cliente según sus habilidades de memoria funcional.

Ejemplo #2: Memoria Lógica

El primer ejemplo que usaremos en esta sección representa una técnica simple que tiende hacia el entrenamiento y la mejora de la memoria funcional del paciente. En la comunidad de neurología, esta historia, la de Anna Thompson, se suele usar para probar la memoria lógica. La historia se presenta de forma oral. Se les pide a los pacientes que recuerden la historia de forma libre inmediatamente después de habérsela leído y otra vez 25-35 minutos más tarde. (Laura B. Zahodne, 2011)

Aquí está historia de Anna Thompson. Léasela a su paciente:

“Anna Thompson del sur de Boston, empleada como cocinera en la cafetería de la escuela, denunció en la comisaría de policía que había sido asaltada la noche anterior en la calle del Estado, y que le había robado cincuenta y seis dólares. Tenía cuatro hijos pequeños, no había podido pagar el alquiler y llevaban dos días sin comer. La policía, conmovida por la historia de la mujer, organizó una colecta para ayudarla”.  (Unknown, n.d.)

Ahora, que su cliente le cuente la historia lo más detalladamente posible. 

Después, lea la historia otra vez y que su cliente comience un tipo de movimiento enfocado.

Al enfocarse en el movimiento, pídale a su cliente que recite la historia lo más detalladamente posible. Si se dejan detalles, está bien, pero no los ayude. 

La historia de Anna Thompson viene de un examen de memoria lógica. Este examen incluye una colección específica de tests en un orden específico con instrucciones detalladas. Un sistema de puntuación acompaña al examen. Para acceder al examen completo y sistema de puntuación, vaya al apartado book support website.

La historia de Anna Thompson es un ejemplo que me gusta dar. Al usar un protocolo de sistema de puntuación en el examen de memoria lógica en el book support website, puede volverse creativo y escribir sus propias historias. 

Investigación Adicional del Entrenamiento Cerebral: Entrenamiento de Velocidad, Entrenamiento de Razonamiento, Entrenamiento de la Memoria 

El estudio ACTIVO fue el primero a larga escala, con un ensayo al azar para examinar los resultados a largo plazo del entrenamiento cognitivo en la prevención del declive en nuestro funcionamiento diario. (Sharon L. Tennstedt, 2015) 

En los conceptos de entrenamiento introducidos hasta ahora, nuestro objetivo principal tiende hacia la mejora de las habilidades multitarea y el movimiento y la reducción del riesgo de caídas. Cuanto mayor sea nuestro procesamiento cognitivo, mayor será la probabilidad de mejorar estas áreas. 

El estudio ACTIVO muestra que las intervenciones en el entrenamiento de velocidad, entrenamiento de razonamiento, y en el entrenamiento de la memoria, se traducen en mejoras en las actividades del día a día. 

Los objetivos de los entrenamientos de intervención en este estudio incluyeron:

Entrenamiento de velocidad enfocado en la búsqueda y la habilidad de procesar cada vez más la información, presentada en sucesivas revisiones en períodos cortos.

El entrenamiento de razonamiento enfocado en mejorar la habilidad para resolver problemas de series y patrones.

El entrenamiento de la memoria enfocado en mejorar la memoria episódica verbal usando una estrategia de enseñanza y práctica. 

Los resultados del estudio ACTIVO muestran que cada tipo de entrenamiento surtió su mayor efecto justo después de la intervención y se disiparon algo en el tiempo; sin embargo, estos aumentos en el entrenamiento siguieron resultando estadísticamente significativos en el seguimiento a los 5 años. (Sharon L. Tennstedt, 2015)

Los conceptos de entrenamiento cognitivo se pueden solapar, y la implementación de entrenamiento de velocidad, razonamiento, y de memoria dentro de los conceptos que ya conocemos, pueden ayudar a mejorar los resultados de nuestros pacientes. 

Visite el support website para acceder al estudio ACTIVO completo.