Prefacio

Vista retrospectiva varios años atrás cuando conocí a Karl. Lo recuerdo como si fuera ayer. Estaba asistiendo a un curso que yo mismo enseñaba de “taping” para reducir el dolor y mejorar el movimiento. Sentado en la primera fila, al lado izquierdo y al final para estar cerca y absorber toda la información. Cuando enseñas lo suficiente, siempre puedes identificar en clase a aquellos con hambre de aprender. Irradian una cierta energía que es inconfundible: la energía de la actitud receptiva. Es una característica que no se da fácilmente en el mundo profesional. Dogma y paradigma a menudo representan una asfixia en el cerebro que nos impide ver nuevas perspectivas. Sin embargo, a Karl no le ocurría. Un enfoque con mentalidad cerrada te pone en la vía rápida para chocar con barreras y estancamientos a la hora de ayudar a individuos en su proceso de curación. Nunca permitas que tu formación te limite cuando se trate de aprender cosas nuevas. Lo que pensamos saber hoy, mañana puede demostrar no serlo. 

Bueno, volvamos a Karl. Siempre hacía preguntas relevantes y trataba de comprender formas diferentes de ayudar a sus clientes. Eso es lo que distingue a aquellas personas que le importan más los demás que ellos mismos. Desde aquel taller, Karl y yo nos hemos hecho grandes amigos. Ha sido maravilloso ver su camino en la creación del libro que usted está a punto de leer. Me honra que me pidiera escribir el prefacio, pues siento que estaba allí desde el principio, cuando se gestó el contenido de estas páginas.

Si uno tiene suerte en la vida, descubre su pasión y siente la llamada. O como Simon Sinek lo llama; su ‘por qué’. ¿Por qué está uno aquí? Pocas personas realmente encuentran el camino que estaban destinados a atravesar. Exige mucha fuerza y valor caminar la senda, al no poder descubrirla sin sufrimiento. Pues es a través del dolor y sufrimiento cuando uno se encuentra a sí mismo. No resulta fácil y por eso poca gente lo hace. Cuando uno sale del otro lado del sufrimiento, se ve queriendo compartir con los demás lo aprendido, para de alguna forma hacer sus viajes menos dolorosos. Por esa razón, sostiene usted este libro ahora. El viaje de Karl, desde el mundo del entrenamiento de la pérdida de grasa para abordar la cambiante enfermedad de Parkinson, es su ‘por qué’.

Cada vez que enseño, siempre les digo a mis estudiantes que no quiero que se vayan haciendo las cosas como yo. Quiero que las hagan como ellos mismos. Eso significa llevar sus propias perspectivas, que son únicas, así como sus experiencias en la vida, para cambiar, mejorar o crear incluso mejores enfoques. De eso trata el descubrimiento, combinar la información tomada de diferentes lugares y hacerla propia. Un buffet de aprendizaje y que se comparte, al tiempo que se agradece a los que antes llegaron.

En la última década, tantísimos descubrimientos se han llevado a cabo en relación al cerebro y sorprendentemente, aún se desconoce muchísimo. El cerebro es la frontera final del increíble Universo al que llamamos cuerpo humano. ¿Puede imaginar que hubo un tiempo en el que los científicos pensaban que no se podía cambiar el cerebro? Simplemente se nos decía que se deterioraba y “lo que tenías, tenías”. Sin embargo, ahora sabemos que el cerebro puede transformarse. Se denomina ‘neuroplasticidad’, una palabra elegante que quiere decir que se puede moldear el cerebro, cambiar cómo uno siente, cambiar cómo se mueve y cambiar su vida. Siempre que el cerebro no esté muerto, siempre hay una manera de cambiarlo. El movimiento es una parte fundamental de dicho cambio. Las estrategias en este libro están diseñadas para mostrarle cómo hacerlo.

La relación más duradera que tendrá a lo largo de su vida será aquella con su mente y su  cuerpo. Sabemos que el cerebro se desarrolla con la novedad y el movimiento. Le encanta el movimiento y ansía por jugar. El movimiento es la chispa del aprendizaje. Este resulta ser la única manera accesible que uno tiene de decirle a su cuerpo que todavía quiere vivir. Al cerebro le apasiona la variación, la variedad y la variabilidad, las cuales nos ayudan a ser más robustos y resistentes en nuestras destrezas de movimiento en la vida. ¿Puede adaptarse a cualquier cosa que la vida le manda en su camino? La adaptabilidad determina la respuesta del estrés de su cuerpo al ambiente. Lo divertido es que, el cerebro reclama por la novedad, pero también busca patrones. Como seres humanos, estamos diseñados para desglosar las cosas que vemos en patrones mucho más manejables. Estos patrones crean una sensación de seguridad y estabilidad. Así pues, el reto del movimiento es darle al cerebro y al cuerpo un nuevo estímulo sin crear demasiada amenaza al sistema nervioso, donde no le permitirá romper malos hábitos. Las estrategias para manejar el movimiento vienen dictadas por la tarea a su vez desempeñada. Observará muchos enfoques y variaciones de tareas durante el transcurso de este libro. ¡Prepárase para divertirse! 

Los enfoques de programación y movimiento en este libro le darán a su cerebro el estímulo que ansiaba. Lo llamo ‘Caramelo Cerebral’. ¿A quién no le gusta el caramelo? Es un planteamiento que satisface el antojo que tiene el cerebro por la conexión y el sentido a través del movimiento y el juego. Usando estos simples, fundamentales (pero divertidos), necesarios y significativos enfoques en este programa, podrá realizar cambios poderosos en el cerebro. La solución no ha de ser complicada para que funcione. Los cambios empezarán a ocurrir rápidamente, simplemente por el acto de ‘empezar’. Las cosas nuevas prenden nuestro cerebro. Toma tiempo hacer un patrón y va a tomar tiempo romper uno. Cíñase al programa y volverá a tomar el control de su cerebro y cuerpo. Lo está pidiendo a gritos. No puede ponerse bien en el mismo ambiente en el que enfermó. Karl y sus increíbles colaboradores en este innovador libro van a ayudarle a cambiar el ambiente de su mente y cuerpo. 

Al principio teníamos un flashback y ahora es el momento de avanzar hacia 2020. Karl se encuentra viajando por el mundo enseñando su curso especializado sobre el Entrenamiento de Regeneración del Parkinson. Escribió este libro con las contribuciones de algunos de los mejores en este campo y lanzó un sitio Web personalizado y en profundidad a la vez, para compartir incluso más contenido con el mundo. Se ha codeado y ha aprendido de los mejores científicos e investigadores en el mundo del Parkinson. Y lo que es más importante, trabaja con gente real cada día que está sufriendo todas las diferentes fases de esta insidiosa enfermedad. Ve los efectos que tiene en el cliente y en sus seres queridos. Es testigo cada día de la transformación que ocurre en sus clientes y sus allegados al hacer el Programa de Regeneración de Parkinson. Este libro está en sus manos debido al amor, el de todos los que lo crearon y el que posee usted por ayudarse a sí mismo, a un ser querido, y a cualquiera que sufra. Fue creado desde un sueño. El sueño de Karl. Fue creado usando la mejor investigación que disponemos hoy día sobre la enfermedad, y la aplicación cotidiana de la programación que ayuda a seres humanos a experimentar sus beneficios.

Personalmente, quiero expresarle mi reconocimiento por la compra de este libro. Léalo. Hágalo. Compártalo. Léalo de nuevo. Repítalo. Así es como se cambia el mundo. Haga los LTA cada día. ¿Qué es un LTA? Los pequeños pasos de acción, denominados little tiny action steps. Pasos pequeños que se transforman en el monstruo del cambio. Establecer un objetivo y dirigirse hacia él puede ser abrumador, lo que lleva a la inactividad desde el miedo. El secreto está simplemente en ‘empezar’. Solo conlleva un pequeño paso cada vez en una dirección. Eso es el empuje. Nada ocurre hasta que algo se mueve. Usted puede ser ese algo. Los pequeños pasos que se repiten; mientras uno se adapta a lo largo de del camino, crea la magia. Haga magia. Finalmente, quisiera agradecerle a Karl por ser un amigo, un inspirador, un emprendedor, un profesor, un alumno siempre, y un ejemplo brillante de cómo se puede cambiar el mundo cuando se combina la pasión con la acción. El coraje puede hacer que un sueño se convierta en realidad. Mucho amor, amigo mío. Sigue haciendo tu magia. El mundo necesita más de ella. Y así empieza…

 Perry Nickelston, DC

Fundador de Stop Chasing Pain 

www.stopchasingpain.com